Home > Teoria > A Difícil Questão Teórica Sobre o Valor do Dinheiro

A Difícil Questão Teórica Sobre o Valor do Dinheiro

“imaginemos que a alguien se le ocurriera ir a la Reserva Federal con la pretensión de cobrar su “acreencia”, un billete de 20 dólares americanos. Seguramente el empleado de ventanilla se encogería de hombros y a lo sumo recomendaría al demandante algún lugar de descanso para su salud mental. Pero… ¿acaso no figura el billete como un “pasivo” del banco central? ¿Y no dice la ortodoxia que el Estado garantiza con sus bienes el valor de ese billete? Pues bien, la práctica no avala esa presunción. A lo sumo el billete se puede canjear por títulos del Estado (un pasivo de Estado), o por otros billetes (otro pasivo de Estado). Ni edificios ni terrenos públicos se pondrán jamás a la venta para “validar” ese billete. La vieja historia de los asignados franceses, por otra parte, demuestra que la propiedad inmueble nunca funcionó efectivamente como respaldo del dinero. ¿Puede constituirse ese respaldo en los impuestos, como pensaba Keynes en el Tratado sobre la moneda? Pero los impuestos se colectan en dinero estatal, con lo que obtendríamos que el respaldo del billete es el respaldo del billete; la respuesta al problema remite a la confianza. En definitiva, habría que concluir que la confianza se basa en algo inmaterial, en una creencia o convención, o en un “valor en lo abstracto”, como ha planteado algún keynesiano, sin asidero material. Es la pura idea, es “espíritu del Estado” en su abstracción, enajenándose y generando ex nihilo la materialidad de la moneda. Estamos ante una tesis no sólo institucionalista, sino idealista de pies a cabezas. Semejante explicación no podía satisfacer a los teóricos marxistas, entre los cuales existe conciencia de la necesidad de vincular el valor del billete a las relaciones sociales. Pero aquí también las opiniones sobre la naturaleza actual del dinero están lejos de coincidir”

“El debate se justifica porque el rol monetario del oro ha continuado vigente, como lo demuestran los datos sobre los cuales volvemos a llamar la atención aquí. Y porque la cuestión de la socialización de los trabajos privados -que está en el centro de la problemática marxiana del valor y el dinero- está lejos de haber sido resuelta por los autores que defienden la tesis de la desmaterialización del dinero”

Rolando Astarita, Concepciones sobre el Dinero, el Rol del Oro y Cuestiones Monetarias

A questão teórica sobre como se determina o valor do dinheiro inconversível perpassa diversas teorias econômicas. É comum ler teses sobre a desmaterialização do dinheiro no pós-1973, com o fim do padrão dólar-ouro. Ainda assim, Rolando Astarita, economista marxista argentino, dedica um ótimo texto sobre os limites destas teses. Confira aqui o artigo na íntegra.

.

Aproveito para comentar alguns trechos do texto de Astarita.

Sobre as novas teses marxistas que derivam o valor do dinheiro inconversível a partir do valor agregado das mercadorias e serviços produzidos dividido pelo montante monetário em circulação, em uma clara inversão do pensamento original de Marx, Astarita corretamente observa que:

“Y la misma tesis está implícita en la explicación de Carchedi sobre el valor del dinero. La idea de la validación ex ante del trabajo humano es inherente a la tesis de que el valor del dinero se deriva del -o es simple reflejo detrabajo empleado en la producción de las mercancías. Una manifestación apenas diferente del mismo problema la encontramos en la tesis de Lipietz sobre que son los precios los que determinan el valor de la moneda; para que esto suceda hay que suponer que los precios se forman con independencia, y anteceden, a la existencia del equivalente, ya que el valor de éste depende lógicamente de los precios. Desaparece el “salto mortal” de la mercancía.  La necesidad de considerar el trabajo validado antes del intercambio lleva a suprimir la crítica marxiana al mercado, que dice que la regulación y distribución del trabajo social se hace ex post, a partir del movimiento anárquico de los precios”

“El caso de Carchedi es ilustrativo. Sostiene que el valor del dinero surge de la comparación entre la masa de dinero que sirve como medio de circulación -metálico, billetes y dinero de crédito- y el valor total transferido el producto. Pero ¿de qué manera una masa de dinero se compara con una masa social de tiempo de trabajo? Carchedi no responde a esta pregunta, ni se advierte cómo puede suceder, porque en realidad no hay manera de comparar”

“En cierto sentido la comparación postulada por los teóricos de la desmaterialización del dinero se asemeja a la comparación que plantea la teoría cuantitativa entre la masa de mercancías y la masa de dinero para deducir el valor de este último. Es la vieja hipótesis “disparatada” de Montesquieu, y repetida tantas veces, según la cual las mercancías entran al mercado sin precio y el dinero sin valor, intercambiándose allí una parte alícuota del conglomerado mercantil por una parte alícuota de dinero [véase Marx (1999) t. 1 p. 151]. En los teóricos modernos de la desmaterialización del dinero se ha reemplazado “masa mercantil” por trabajo, y oro por “dinero de curso forzoso”, pero la concepción de fondo permanece”

Entretanto, Astarita erra quando afirma que:

“Según la tesis regulacionista, la única dinámica posible de las crisis modernas es inflacionaria. Esto porque, dado que el valor del dinero surge del valor en proceso, y éste no se puede interrumpir, los regulacionistas han hecho todo un punto en destacar que, aun en el caso en que no se validaran los trabajos sociales, el sistema bancario continuaría “ante validando” los trabajos privados, o sea emitiendo dinero crediticio; y la banca central “post validando” esos trabajos, o sea, convirtiendo las acreencias bancarias en dinero de banca central. La consecuencia de cualquier problema en la validación de los trabajos sería entonces la inflación, porque una mayor suma de medios monetarios se compararía con una suma menor de valores realizados. Para verlo, y siguiendo el razonamiento regulacionista, supongamos primero que en una economía 200 horas de trabajo total generan un output de 100 productos, frente a una masa monetaria en circulación (dinero bancario, “ante-validación”) de $400. El precio de cada producto es por lo tanto $4 y el valor de cada unidad monetaria es 30 minutos de tiempo de trabajo. Supongamos ahora que existe un problema en la realización del producto. Una parte de la producción, por alguna razón[5], no se puede realizar. Supongamos que de los 100 productos del ejemplo anterior, sólo se venden 80. Dado que la banca “ante-valida” la producción (y el banco central “pseudo-valida” a través del dinero de curso forzoso), genera, como antes, una masa monetaria de $400. El precio del producto por lo tanto aumenta a $5. Una quinta parte del tiempo de trabajo no se ha validado y ahora cada unidad monetaria representa 24 minutos de tiempo de trabajo. O sea, la ante y pseudo validaciones se han traducido en aumento de los precios y baja del valor del dinero. Por eso en el enfoque regulacionista la crisis, en régimen de inconvertibilidad y fiat money, sólo puede desarrollarse por un canal inflacionario”

O problema deste comentário é que quando tais mercadorias não são vendidas, uma parte da oferta monetária torna-se entesouramento e não mais circula. O que o Banco Central põe em circulação não circula totalmente em tempos de crise. Dessa forma, a deflação não é um aspecto necessário da crise no pensamento da escola Regulacionista, como erroneamente supõe Astarita.

Alguns parágrafos depois o referido autor ironicamente observa que:

“es importante destacar que la crisis bancaria y financiera de 1931, con la inconvertibilidad de la libra y otras monedas, provoca una corrida hacia el oro, que se veía como reserva última de valor. En 1932 el porcentaje de monedas extranjeras en las reservas había caído al 11%. ¿Por qué esta vuelta al oro si el dinero, según la tesis de la desmaterialización, puede referenciarse a sí mismo en cuanto signo de valor?”

Bom, é exatamente esta uma das faces do fetichismo do dinheiro.

O artigo segue em sua tese de afirmar que até hoje, contrariamente à ideia de desmaterialização do dinheiro, o ouro  exerce papel central na determinação do valor do dinheiro, ainda que oficialmente não haja conversibilidade garantida.

.

Clique aqui para ler o artigo completo em PDF.

.

(*) Agradeço ao colega Aquiles Chaves por ter enviado este link.

.

Vale lembrar que esta questão do dinheiro inconversível como medida dos valores também foi tema central de um artigo publicado na revista Economia da Anpec, de autoria de Tomas Rotta e Leda Paulani.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

  1. Eduardo
    26 July, 2010 at 16:00

    Hola,
    Les dejo el blog de Rolando Astarita;
    http://rolandoastarita.wordpress.com/
    Fuerte abrazo, compañeros!
    Ed.

    Olá,
    Eu deixo o blog de Roland Astarita;
    http://rolandoastarita.wordpress.com/
    Grande abraço, camaradas!

    • 26 July, 2010 at 16:15

      Caro Eduardo,

      Obrigado por ter deixado o link do blog do Astarita.

      grande abraço,
      Tomas

  1. 6 January, 2011 at 8:20

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s